¿Cómo hablar con nuestros hijos de sexo?

Siguiendo los consejos de la sexóloga Carolina Villalba, sus consejos son que:

Comenzar la comunicación desde pequeños. Los pequeños suelen recurrir naturalmente a los padres cuando necesitan información, es para ellos la fuente más confiable y donde buscan sentirse comprendidos y piensan que lo que le dirán seguro será la mejor opción.

Si no aprovechemos estas instancias para iniciar un buen camino en la comunicación con nuestros hijos, luego pueden presentarse ciertos inconvenientes. Los adolescentes que han carecido de esta habilitación por partes de sus padres de pequeños, suelen buscar informarse con sus pares, o medios de comunicación.

La confianza y la apertura son semillas que deben plantarse en la infancia para recoger los frutos sin problemas durante las etapas siguientes del desarrollo.

Escuche a sus hijos. Aunque parezca algo muy lógico, no todos sabemos escuchar. Muchos padres creen escuchar a sus hijos y conocerlos pero cuando se plantean temas más profundos o instancias de comunicación sobre temas puntuales, suelen sorprenderse con los conceptos o ideas que ellos transmiten.

Poder tener una actitud de atención y seguir sus conversaciones ayudará a comprender que es lo que realmente necesitan.Muchos jóvenes suelen proyectar en comunicaciones cotidianas sus verdaderas preocupaciones, cuando no ese tiene la posibilidad o costumbre de charlas mas dedicadas con sus padres.

Cuando aprendemos a escuchar cada día lo que nuestros hijos nos transmiten, tenemos la posibilidad de encontrar, la mejor forma de comunicarnos con ellos y el caudal de información correcto que necesitan recibir cuando preguntan.

Salud familiar

Salud familiar

No esperar que el joven comience el diálogo. Muchas veces los padres dicen que sus hijos no se comunican, que nunca preguntaron y por eso no se dio la posibilidad de tener una buena comunicación.

Muchos jóvenes, sí tienen la iniciativa, y esto facilita cuando hay voluntad de los padres. Pero si no lo hacen, debemos utilizar diferentes recursos para ser quien da el puntapié inicial, sin presiones y sin largos discursos, podemos, a través de contenidos que aparecen en las noticias y los medios, traer temas sobre los cuales se pueda debatir en familia. También podemos utilizar recursos de juegos o películas que compartir y luego comentar.

Algo importante a tomar en cuanta, es que sobre ciertos temas es bueno, conversar por separado con sus hijos de distintas edades, ya que según su momento de desarrollo podrán entender las situaciones de diferente manera y también requerirán un lenguaje y tiempos distintos en la comunicación.

Luchar con la vergüenza y los temores propios sobre la sexualidad. Muchos padres sufren por sus propias limitaciones en cuanto a la información sexual. Ellos muchas veces no han recibido de su familia en la infancia y adolescencia el trato que ahora desean tener con sus hijos y todo se vuelve un poco más difícil.

Las habilitaciones se transmiten y nos cuesta hablar como positivo lo que no se nos enseñó de ese modo. Pero a no bajar los brazos.

Siempre el afecto y el tomar contacto con lo que nos hubiera hecho falta a nosotros de nuestros padres , pueden ayudar a encontrar la motivación para vencer las inhibiciones. Muchas veces los padres se sorprenden de las respuestas de sus hijos, los cueles suelen tomar estos temas con mucha mas naturalidad de lo que esperaban.

Si no lo podemos hacer nosotros seguro alguien mas lo hará, ya que el joven necesita comunicarse e informarse, y es un investigador por naturaleza. Entonces nuestros hijos recibirán mensajes y valores que pueden escapar a lo que creemos mejor para ellos.”

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.