En casa, cuerpo y salud 10

Tras un día agitado en el trabajo, en la familia, o simplemente una semana agotadora en general, lo ideal sería recuperar energías haciéndote un espacio para ti mismo en casa. ¿Por qué no hacer de nuestro cuarto de baño una fuente de salud, belleza y bienestar?

Dentro del hogar, sería genial encontrar un tiempo a solas, entonces, si es posible, planea tener el baño solo para ti por 40 minutos, e inicia una sesión de auto-cuidado reparadora. Tu momento de relax. Se ambienta el baño con esencias aromáticas, y se prepara la bañera con aceites esenciales que comprados previamente en una herbolaria , perfuman y relajan a la vez, por ejemplo la lavanda.

Una vez llena de agua, se regula ideal para un baño de inmersión, a 32 grados aproximadamente según temperaturas recomendadas …(pero esto oscilará según la temperatura en la que mas te sientas a gusto).

Lo mejor, al principio consiste en sumergirse en el agua, y solo dedicarse a relajar cada músculo del cuerpo. Nada mas que sentir la piel en contacto con el líquido, y respirar, como función básica necesaria.

En cuanto a los ingredientes higiénicos de nuestro menú, encontramos a la miel, rica en proteínas, vitaminas y minerales: que posee propiedades curativas, anti-inflamatorias y anti-alérgicas. Es un emoliente natural que atrae y retiene la humedad en la piel, acondiciona y alivia la sequedad. En combinación con la leche (la cual aporta vitaminas, nutrientes y cuyos lípidos ayudan a humectar la piel, previniendo su sequedad y el agrietamiento) forman al igual que con todas las posibles combinaciones con frutas, una formula muy beneficiosa y rica, que mantiene nuestra piel suave y saludable.

Unos minutos fuera de nuestra estructura mental cotidiana son siempre una obligación para volver a comenzar la semana, o para finalizarla bien. Luego con la esponja de crin un masaje en dirección al corazón para suavizar y re-energizar la circulación sanguínea, prestándole mas tiempo a las articulaciones, como lo son tobillos, rodillas y codos.

Dieta saludable

Dieta saludable

Tras 15 minutos de bañera, y mimos, cuidamos que el agua no nos reseque la piel, ni se enfríe y por ello suavemente salimos de esta etapa y pasamos a la siguiente;

Es obligación tomar una ducha de agua, entre tibia y fría, para vigorizar todo el cuerpo nuevamente, empezando poco a poco desde los pies y terminando en la cabeza. De esta forma conseguimos alcanzar numerosos beneficios para nuestra salud y belleza:
•    Mejor circulación de la sangre.
•    Estimulación del cuero cabelludo y reducción en las posibilidades de caída.
•    Relajará los músculos tensionados.
•    Piel más suave y luminosa.
•    Aumento del metabolismo (mayor eliminación de lo no asimilado, estimula la diuresis, disminuye el pulso y la respiración.

Finalmente envolverse en la mejor toalla que tengamos y secarnos suavemente, aplicándonos crema hidratante de calidad (y rico olor!) por todo el cuerpo y finalizando de este modo el ritual. Ya deberías dar por terminada la jornada, y simplemente dejar que el cuerpo agradezca la sesión y el cambio de pisada, las cremas harán sus efectos y una cena ligera y un buen descanso tendrán sus recompensas mañana.

El día siguiente, ¡ya solo puede ser mejor que ayer!

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.