Festival Cinematográfico de Cannes; Competencia de modas

Este miércoles en Cannes tendremos el mas importante festival cinematográfico del mundo; donde la competición va mucho mas allá de los films realizados y pasa a invadir la pasarela. Elegancia, glamour, distinción y sobre todo destacarse sobre el resto son las metas que todo artista ansia alcanzar en la alfombra roja de cada gala.

Mientras, las casas de moda se ven en al oportunidad de lucirse con una celebridad por cada codiciado modelo. Si bien casi no existe la competencia de las firmas mas pequeñas, de vez en cuando alguna estrella sorprende, luciendo sus prendas (cual hace unos años Sharon Stone, con Guy Laroche.). Pero por lo común, las grandes marcas, son las que rivalizan fuertemente. Aunque se repitan y sean pocas ¨la competencia es grande¨, según confiesa una fuente de la marca Elie Saab.

Si estas preguntándote por que las pequeñas firmas no pueden acaso acceder a este nivel, la respuesta no es artística. Mas allá de la creación  confección de cada prenda, vestir a una celebridad, requiere un elevado presupuesto, no solo para la producción de la prenda, sino mas aun para hacerles regalos, invitarlas a grandes fiestas cosa de que puedan ser óptimamente fotografiadas, como dice un gran conocedor del campo; Hay también gente que paga por lucir los vestidos, añade. Aunque las casas de moda no avalen esta afirmación, e insistan en el carácter amistoso de su intercambio con las intérpretes.

Junto con la ceremonia de los Oscar, el Festival de Cannes es uno de los grandes acontecimientos mediáticos del año. Diseñadores de moda, accesorios y joyas, se ponen a trabajar para ello con muchísimo tiempo de anticipación.

Según la fuente de la firma Elie Saab (creadores del vestido lucido por la actriz Halle Berry en la ceremonia en la que fue coronada con un Oscar, en 2002), y que más arriba nos contara sobre la competencia entre casas de diseño: Hay un gran trabajo de contacto para que las actrices vengan a ver nuestras colecciones.

Sin embargo otras casas como Chanel, afirman que son las estrellas las que los buscan para lucir sus prendas. En el caso de esta firma, existen que poseen contratos de publicidad con ellas, como Anna Mouglalis. Ademas Chanel, será el encargado de vestir a la presidenta del jurado, Isabelle Huppert, con un guardarropa totalmente preparado; (incluyendo un vestido especialmente diseñado para ella por Karl Lagerfeld).

Asia Argento y Robin Wright Penn, que forman también parte también del jurado, también se han contactado con la firma, que planea vestir como siempre a sus clientes siempre fieles, como Diane Kruger o Penélope Cruz.

Si bien No hay necesariamente un solo criterio, el vestido debe corresponder a la actriz y a la imagen de la casa, por ello se presta importante atención a la elección de las actrices, declara una fuente de la firma Dior, haciendo hincapié en el criterio que mas allá de todo, es la calidad, no la cantidad.

La casa Dior habla de cómo la elección de los diferentes modelos se hace generalmente en París: Tratamos de hacer la mayor cantidad de pruebas posibles para hacer los retoques en París y que los vestidos estén preparados cuando llegan a Cannes.

Cuenta con el vestuario de cerca de veinte actrices y, además de los modelos que ellas, visten en Cannes, se cuenta con un centenar de vestidos que la firma pone a disposición de actrices y personalidades.

Previendo cualquier inconveniente, la casa Chanel, envía un pequeño equipo a Cannes, que se encargaría de disponer algunos vestidos de repuesto para las actrices que viste.

Aunque existen otro tipo de peligros, como el vestir con el mismo vestido a dos actrices en la misma alfombra roja, según cuenta la casa Elie Saab. Por ello se anota rigurosamente quién lució qué desde hace años.

Existen aquellos vestidos que solo pueden ser utilizados una vez, y ellos son devueltos en principio, a las firmas; pero también en ocasiones las casas de diseño regalan el modelo a las actrices. Pero generalmente lo que sucede es que la actriz reciba de obsequio un pequeño accesorio, un bolso o un par de zapatos que le gustan, según la casa Dior.

Chanel, recuerda con particular desagrado la vez en que una actriz que vistió su marca, se rehusó a devolver un vestido particularmente valioso. Pero este tipo de casos son excepcionales.

Se comenta que este año están contentos porque ella aun no les ha pedido nada.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.