Luce piel bella y radiante después de la playa

Tras unas largas vacaciones o un día de playa en compañía de tus familiares y amigos, es de suma importancia conocer los cuidados primordiales que debe tomar en cuenta para lucir un bronceado espectacular y a su vez una piel suave y tersa.

Exponer la piel durante largas horas a los rayos del sol puede causar graves quemaduras, resequedad, envejecimiento prematuro y en el peor de los casos afecciones irreparables, por ello los dermatólogos recomiendan tener un cuidado especial en la temporada vacacional, pues tu dermis es la principal víctima por la cantidad de radicales libres a los que es expuesta durante horas. Para lucir guapísima y mantener el color de tu bronceado sólo debes seguir estos sencillos pasos, que puedes colocar en práctica desde la comodidad de tu hogar.

Limpia y Refresca tu Piel

Lo primero que debes hacer es limpiar toda tu piel, siempre y cuando tomes en cuenta la sensibilidad que posee la misma después de haberte expuesto al sol.

Para quitar los restos de arena y sal, enjuaga tu rostro con un gel suave a base de pH neutro, preferiblemente sin jabón ni perfume.

Evita utilizar limpiadores abrasivos, pues estos tienden a resecar la piel produciendo un efecto tirante. Luego debes recurrir a crema exfoliantes que ayuden a retirar las impurezas provocadas por la aplicación de bronceadores. Exfóliala dos veces a la semana, de esta manera conseguirás eliminar todas los residuos y células muertas que se van acumulado en ella.

Suaviza tu Piel

Tienes una leve sensación de calor y observas tu piel quemada y un poco tensa, entonces necesitas cuidados especiales que se adapten a tu estilo de piel y ayuden a reparar aquellos daños que son ocasionados por los rayos del sol. Poco a poco podrá recobrar su aspecto natural y perfeto para ello debes:

  • Aplicar crema hidratante en grandes cantidades, hasta que haya sido absorbida por la propia acción de la piel. De igual forma, puedes optar por la aplicación de un gel que calme las quemaduras, nutra y refresque al mismo tiempo.
  • Es recomendable usar una loción especial para después de la playa de forma diaria, de esta forma estarás contribuyendo a que el daño celular sea menor y se puedan reestructurar los tejidos por sí solos, reduciendo el riesgo de padecer arrugas de forma prematura.
  • Generalmente se recomienda que los productos embellecedores tengan entre las funciones de sus componentes: aloe vera para que ayude a calmar las quemaduras y alantoína que nutre y disminuye el dolor.

Realza Tu Bronceado

Una vez que tu piel se encuentre limpia e hidratada, debes hacer que tu bronceado dure por mucho más tiempo, para ello:

  • Nutre tu cuerpo aplicando aceites de monoi con nácares ultrafinos, de esta manera ayudarás a que las células de la melanina continúen activas por mucho tiempo y tendrás la ventaja de lucir una piel satinada.
  • Otro aliado que tienes a tu favor son los polvos de sol, suelen ser utilizados por muchas para intensificar el bronceado, para ello debes aplicarlo con una brocha gruesa sobre tu rostro y el cuello, de esta manera acentúas el escote al mismo tiempo que obtienes un aspecto moreno natural. Recuerda elegir el tono del polvo según tu tonalidad de piel, bien sea clara o morena, así evitarás un aspecto muy luminoso.
  • Si lo prefieres también puedes optar por las cremas con color, que aparte de exaltar tu color natural también actúan como un agente hidratante y humectante para tu piel. Son una buena opción para sustituir la base de maquillaje en el verano.

¿Por Qué Usar Hidratantes?

Generalmente muchas piensan que no es necesario aplicarse una crema hidratante después de haber tomado sol por horas continuas, pues consideran que sólo con la aplicación de un gel refrescante es suficiente, por lo cual caen en un grave error, ya que uno complementa al otro, estos dos productos embellecedores juntos tienen un mejor efecto que aplicarlos por separado.

Esta situación se debe a que la piel contiene alrededor de 64% de agua que se encuentra distribuida en diversas capas, para lograr mantener ese nivel de humedad se debe producir constantemente aceites naturales, los cuales son liberados con la acción del sol. Para evitar esta deshidratación es muy importante que restituyas la pérdida de humedad, aplicándote after sun e hidratantes, ambos son productos de belleza complementarios ya que desempeñan la misión de reparar tu piel después exponerte al sol. Lo único que los diferencia es que el primero cumple una función calmante y refrescante inmediata.

Trucos Caseros

Si en tu caso presentas algunas áreas del rostro excesivamente bronceadas como, la nariz y la frente aplica el after sun en mascarilla y déjala durante 10 minutos sobre el rostro luego procede a retirarla con un algodón húmedo o toallas diarias que no maltraten la piel.

En caso de quemaduras graves, debes aplicar una crema en capas espesas antes de dormir, sin hacer que penetre tu piel.

Para que la crema exfoliante no agreda tu piel, una buena opción es añadirle un poco de crema hidratante. También puedes refrescarte con el agua de rosas, pues gracias a sus virtudes de suavizantes, calmantes e hidratantes se convertirá en tu mejor aliado para después del sol.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.