¿Qué no puede faltar para tener un cabello sano?

Tener el cabello sano es sumamente importante, aunque no lo notemos. Claro, hoy en día tener el pelo dañado afecta únicamente la estética, por lo que no debe traernos preocupaciones como en otras épocas. Simplemente por curiosidad, te puede interesar saber que en la época de la reina Isabel I de Inglaterra, las mujeres que querían imitarla, se tenían la cabeza con mezclas de azafrán y sulfuro, productos que les producían como consecuencia grandes náuseas y jaquecas.

Así mismo, en el siglo XVII, para teñirse el pelo de negro las mujeres se hacían de peines de plomo que ennegrecian el cabello cuando se los utilizaba con el pelo mojado. Lo que no sabían estas mujeres, es que el plomo era un veneno para el cabello, y el negro les iba a durar muy poco ya que se les caería.

El que quiere celeste que le cueste, dicen. Las anécdotas planteadas anteriormente no son para relajarnos y pensar en la suerte que tenemos porque no nos suceden ese tipo de cosas, sino para pensar en lo fácil que es tener un pelo radiante hoy en día. ¿Cómo debe estar el cabello para lucir sano?

Fuerza: Aunque parezca mentira un cabello es más fuerte que un hilo de cobre de igual espesor. Como ejemplo práctico solo decir que si tuviéramos una cuerda hecha con 1000 pelos, sería capaz de sostener en el aire a un adulto.

Cantidad: La cantidad depende en gran medida del tipo de raza, por ejemplo los orientales son los que mayor cantidad de pelo tienen. Las personas pelirrojas son las que menos, pero sin embargo lo tienen más grueso. La gente rubia tienen más cantidad pero más finos. Lo normal es que el pelo caiga y se renueve, suelen caer de 50 a 100 cabellos al día.

Crecimiento :El calor hace que el pelo crezca más rápidamente. Crece unos 15 cm. al año. El pelo se va regenerando constantemente, tiene un tiempo de vida limitado. Es curioso pero el pelo va creciendo con diferentes grosores según la abertura del folículo, según éste será más fino o más grueso.

Alopecia : Que se nos caiga el pelo tiene una relación directa con nuestro estado hormonal. Por ejemplo, en las mujeres, cuando están embarazadas apenas se les cae el cabello, mientras que después del parto hay una caída importante. En cambio en los hombres, la caída del pelo normalmente es algo hereditario e irreversible.

Evitar el sol: Las personas con cabellos más oscuros deben protegerse más del sol porque absorben más cantidad de rayos ultravioletas.

Dieta sana y equilibrada: El cabello nos indica rápidamente si existe algún indicio de enfermedad, ya que la zona del nacimiento de éste es muy sensible a los cambios del organismo. Es importante ingerir vitamina B6, se halla sobre todo en la levadura.

Seguir la moda con precaución: Hay que evitar llevar el pelo recogido demasiado tiempo ya que va disminuyendo la fuerza de las raíces y acaba cayéndose. También es aconsejable no aplicar productos químicos, ya que dañan el pelo.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.